La higiene dental en el perro

 In Enfermedades, Higiene, Veterinaria

¿Sabías que el mal aliento en los perros es un signo de enfermedad oral? Las bacterias que contienen en su boca son el principal foco del mal aliento de estos. Se desarrollan bajo la línea de las encías, produciendo así las enfermedades cuando la placa de sarro no se va eliminando regularmente. Por todo esto, los perros necesitan cuidados bucales a lo largo de todo el año. Al prevenir las enfermedades bucales, conseguiremos prevenir otro tipo de patologías de tipo renales, hepáticas y cardíacas.

Los perros, en edades tempranas, suelen tener los dientes limpios y blancos siempre y cuando estos tengan una correcta alimentación y presenten una buena salud. Es a partir de los tres o cuatro años de edad cuando empieza a aparecer el sarro en las piezas dentarias, apareciendo así los problemas de mal aliento. Estos signos pueden ser el inicio de problemas dentales más graves, entre ellos: gingivitis, periodontitis, abscesos y todos ellos derivar en problemas inmunológicos, cardíacos, hepáticos y renales como los indicados anteriormente.

Los perros pequeños son las mascotas que más sarro acumulan con lo cual los que mayores problemas de mal aliento presentan, por lo que hay que estar muy atentos al cuidado de su boca (aunque todos los perros, de todos los tamaños, pueden padecerlo).

Ahora os damos algunos consejos para mantener una correcta higiene bucal en vuestros perros:

  • Hacer una limpieza dental diaria (mínimo tres veces a la semana). Es aconsejable empezar desde cachorro para que el animal se acostumbre a esta limpieza sin morder. Es muy importante hacer esta actividad con productos específicos para perros, tanto los cepillos como los dentífricos.
  • Utilizar productos para prevenir la acumulación de sarro en las piezas dentarias. Existen multitud de productos con diferencias de uso; productos líquidos para colocar en el agua de bebida, productos en polvo para espolvorear encima de la comida y también productos en spray para rociar directamente en los dientes.
  • Premios especiales para higiene dental. Existen muchas marcas comerciales que comercializan este tipo de productos, los cuales se le dan al animal como un premio y a la vez que se lo comen estos ejercen una acción mecánica y enzimática sobre el sarro que existe en las piezas dentarias.
  • Juguetes para la limpieza dental. En los centros veterinarios y tiendas especializadas para mascotas encontraréis juguetes que mientras son mordidos por el perro, van ejerciendo una acción mecánica sobre la placa de sarro.
  • Correcta alimentación. Es de suma importancia evitar las dietas basadas únicamente en comidas húmedas y comidas caseras. El animal deberá llevar una dieta basada en pienso seco adecuada a su edad y peso. Se puede suplementar esta dieta con pienso húmedo de vez en cuando y así se evitará la acumulación de sarro.

Y por último, además de estos consejos, en caso de presentar sarro se recomienda acudir a vuestro veterinario quien os aconsejará si es necesaria una limpieza dental. Este procedimiento se considera una cirugía, con lo cual el perro será sedado para facilitar el trabajo al veterinario. Durante la profilaxis dental si el animal presenta alguna pieza dentaria en mal estado y que pudiera presentar peligro para la salud del animal podría ser retirada. Y tras la limpieza bucal se le administrarán antibióticos para evitar infecciones secundarias.

A continuación os presentamos un caso de un perro de raza Yorkshire Terrier de 10 años de edad cuyo propietario nos comenta que presenta un olor muy desagradable. Tras su exploración y anamnesis comprobamos que el animal presenta una acumulación excesiva de sarro.    Por lo que se decide realizarle una limpieza bucal con retirada de las piezas afectadas y posterior terapia con antibióticos.

 

 

El resultado fue el siguiente:

Clínica Veterinaria Campamento, Benimàmet (Valencia)

Recent Posts

Leave a Comment

*